Un tipo crucial de glóbulo defensivo persiste durante al menos seis meses en personas después de Covid-19, incluso en aquellas que no presentan síntomas, en un nuevo estudio que puede disminuir las preocupaciones sobre la inmunidad disminuida y sus implicaciones para una vacuna.

La investigaci√≥n con 100 personas muestra que todos ten√≠an respuestas de c√©lulas T contra una serie de prote√≠nas del coronavirus, incluida la prote√≠na de pico utilizada como marcador en muchos estudios de vacunas, despu√©s de medio a√Īo. Aquellos que ten√≠an s√≠ntomas ten√≠an niveles al menos un 50% m√°s altos que aquellos que no los experimentaban. A medida que un pu√Īado de vacunas se acerca a la l√≠nea de meta, a√ļn no est√° claro cu√°nto tiempo durar√≠a la protecci√≥n ofrecida. Un peque√Īo n√ļmero de pacientes se enferm√≥ con Covid-19 dos veces.

¬ęEs una noticia prometedora¬Ľ, dijo Fiona Watt, presidenta ejecutiva del Consejo de Investigaci√≥n M√©dica del Reino Unido. ¬ęSi la infecci√≥n natural con el virus puede provocar una respuesta s√≥lida de las c√©lulas T, entonces podr√≠a significar que una vacuna podr√≠a hacer lo mismo¬Ľ.

Leer más: Covid-19: De los Estados Unidos más afectados a Sudáfrica, países que aplanaron la curva

Un estudio anterior, publicado el mes pasado por el Imperial College de Londres, plante√≥ la preocupaci√≥n de que las defensas inmunitarias pudieran disminuir, ya que mostr√≥ que el porcentaje de brit√°nicos con anticuerpos ha disminuido con el tiempo. Las c√©lulas T no son anticuerpos. Son gl√≥bulos blancos que pueden recordar enfermedades pasadas, matar c√©lulas infectadas por virus y generar anticuerpos para las defensas de mando cuando sea necesario. Las personas infectadas con otro coronavirus responsable de la epidemia de SARS en 2003, por ejemplo, todav√≠a tienen una respuesta de c√©lulas T a la enfermedad 17 a√Īos despu√©s.

El estudio, realizado por un grupo de inmun√≥logos de 17 universidades llamado Consorcio de Inmunolog√≠a de Coronavirus del Reino Unido, a√ļn no ha sido revisado por pares. Puede ser el primero en mostrar que la memoria celular robusta contra el virus persiste durante tanto tiempo, dijeron los autores.

Ninguno de los pacientes cuyas muestras de sangre y suero se estudiaron había sido hospitalizado con Covid-19.