Se trata de un perfil cada vez más valorado que se encarga, entre otras cosas, de asegurarse que su empresa cumple con los estándares de calidad y protección del medioambiente

Hoy en día el control de calidad se ha convertido en uno de los aspectos fundamentales de cualquier empresa. Esto garantiza una mayor eficiencia en los procesos, genera confianza en el producto y además permite cumplir con muchas de las normas que existen actualmente en términos de protección del medioambiente. Así, la técnica o el técnico de medioambientees aquella persona encargada de planificar y ejecutar este proceso. Un perfil cada vez más demandado en las empresas.

¿Qué hace un/a técnico/a de medioambiente?

Las tareas que puede abarcar un perfil de este tipo son amplias y sus funciones concretas dependerán mucho de la empresa en la que trabaje. Por ejemplo, puede ser la persona encargada de diseñar sistema de gestión medioambiental y control de calidad para integrarlos en la empresa. Esto es, diseñar un conjunto de indicadores que ofrecen información sobre los parámetros que la empresa necesite evaluar para cumplir con la normativa que le corresponde: puede ser la cantidad de nitrógeno en suelo, el consumo energético, etc.

Toda empresa debe cumplir una serie de normativas y regulaciones relacionadas con su impacto ambiental, que dependerán del sector en el que se ubique. El técnico medioambiental se encargará entonces de certificar que se cumplen todos esos estándares mínimos de calidad y protección al medioambiente.

Por otra parte, es la persona que realizará la evaluación de impacto ambiental de la actividad de la empresa a nivel aire, suelo y agua; tanto para proyectos ya existentes que se presenten a auditorías como para nuevos proyectos que se estén planeando. El objetivo es siempre reducir el impacto ambiental y a la vez tratar de lograr un ahorro significativo en los costes de gestión, por eso son perfiles cada vez más apreciados en algunos sectores.

¿Qué formación tienen los técnicos de medioambiente?

Para poder llevar a cabo todas estas funciones, estas personas deben tener algún tipo de formación superior relacionada con las ciencias ambientales o la ingeniería. Además, es necesaria una formación específica, un máster o experiencia en gestión de calidad y medioambiente, normas ISO y por supuesto legislación ambiental. Se trata de perfiles que deben estar en continua formación, ya que los requisitos y normativas de este tipo están en constante evolución.

Más allá de la formación teórica, se trata de hombres y mujeres que deben tener una buena capacidad de análisis, organización y planificación. Como siempre es también importante ser una persona creativa y con capacidad para ofrecer soluciones a imprevistos o problemas que puedan surgir en el desempeño de sus funciones.

Todo el esfuerzo que supone esta formación se ve luego recompensado, ya que hay cada vez más salidas para quienes estudian para ser técnico/a medioambiental. Tienen también un buen salario, que ronda los 18.000 euros brutos anuales para perfiles junior y entre los 24.000 y los 30.000 euros brutos anuales para perfiles senior.