Economía

¿Qué son los CFD y que se debe tener en cuenta para negociar con ellos?

trading en linea

Los contratos por diferencia, mejor conocidos como CFD son básicamente productos derivados financieros de las acciones de toda la vida, pero aún hay muchas confusiones respecto al tema que impiden que algunos traders se atrevan a operar con ellos. Otro ejemplo de producto derivado que es mucho más conocido son las opciones o ‘stock options’ y también los futuros, que han ganado mucha popularidad estos últimos años. 

Cualquiera que sea el caso, se trata de productos que pueden comprarse y venderse dentro de su propio mercado, tal como sucede con cualquier otro activo financiero. Sin embargo, han surgido muchos mitos sobre qué son los CFD realmente y si se puede o no ganar dinero con ellos. Se especula que los brokers “juegan” con el mercado al momento de operarlos y esto no es nada cierto.

Desmentimos esta teoría hablando sobre las características más relevantes de los CFD y que se debe tener en cuenta al momento de operar con ellos para obtener grandes beneficios de estos productos derivados sin fallar en el intento.

Despejando dudas sobre qué son los CFD

Si no te ha quedado del todo claro lo que son los CFD solo sitúate en la diferencia que hay entre el precio de compra y venta, llamado popularmente spread. Los contratos de diferencia se basan en intercambiar este spread, sea comprando (bid) o vendiendo (ask), sin necesidad de poseer el activo como tal. ¿Ahora entiendes por qué son productos derivados? Básicamente estas comprando la diferencia de precios entre el precio de un activo subyacente. 

El ejemplo más sencillo para entender lo que son los CFD son las acciones, pero hay algunas diferencias entre ellas que convierten a los contratos por diferencia en un mercado igual de atractivo para diversificar las inversiones. Entre las principales diferencias que hay sobre las acciones y las CFD podemos mencionar las siguientes.

Con los CFD puedes ganar operando con posiciones cortas

No es que no se permitan este tipo de operaciones invirtiendo con acciones, sino que por las condiciones de mercados y las comisiones, el mercado de acciones se maneja con operaciones a largo plazo. Con los CFD se pueden obtener ganancias tanto en subidas como en bajadas abriendo operaciones cortas, lo que permite que cada vez más scalpers y traders intradía fijen sus ojos en estos productos derivados para invertir. 

Los spreads varían de acuerdo a la volatilidad

Hay derivados financieros que cuentan con spreads fijos, pero este no es el caso de los CFD. Los CFD suelen tener spreads dinámicos, en especial durante eventos y noticias financieras donde la volatilidad puede variar bruscamente. Por eso algunas personas suponen que se trata de un mercado financiero traicionero, ya que no toman en cuenta este factor al momento de operar y ubicar los stop loss.

Los CFD no son derivados baratos

En relación a activos financieros comunes como las divisas y las acciones, los contratos por diferencia tienen fama de ser relativamente costosos. Dejar operaciones con CFD abiertas durante el fin de semana puede ser un golpe duro al capital de un trader, especialmente si no está apalancando. Tomar en cuenta esto al momento de planificar una gestión de riesgos adecuada hará que el inversor pueda evadir pérdidas y aprovechar la liquidez de estos derivados financieros.

Acceso directo al mercado

Para negociar algunos activos, los brokers actúan como intermediarios, pero en el caso de operar con contratos por diferencias a veces es el trader el que se enfrenta cara a cara al mercado, sin intermediarios. Dependiendo de la experiencia, esto puede suponer una ventaja o desventaja, sin embargo, se debe tener en cuenta que el broker siempre tratará de protegerse de posibles pérdidas, ya sea cobrando la comisión al abrir la operación o con algunos pips en pérdida.

Los contratos no poseen fecha de vencimiento

Derivados como los futuros tienen fecha de vencimiento y aquí es donde los CFD ofrecen una gran ventaja: no tienen fecha de vencimiento. Puedes cerrar operaciones cuando tú quieras, permitiendo desarrollar estrategias en marcos temporales de más de 4 horas, siempre que asumas el riesgo de los swaps. 

Conclusión

Ahora que conocemos que son los CFD a ciencia cierta, podemos concluir que este mercado no está “trucado” como la gente intenta hacerlo ver, solo cuenta con condiciones de negociación diferentes que pueden hacer que aquellos que no lo han estudiado lo suficiente pierdan muchísimo dinero. Con estos derivados se puede hacer tanto dinero como con cualquier otro activo, si cuentas con una estrategia adecuada, una gestión de riesgos óptima, ya sea que estés usando apalancamiento o no, y tomando en cuenta estas características al momento de operar con ellos. 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)