Sexualidad

¿Sufres de alergia al sexo? Algunos datos interesantes

divorcio entre parejas

Hay muchas otras razones por las que puedes pensar que eres alérgico al sexo.

Alergia al sexo

Desde irritación vulvar/vaginal/penil/anal, hinchazón o inflamación de los genitales, ardor, picor o escozor, urticaria, aftas o vaginosis bacteriana, es importante acudir al médico.

Una «alergia al sexo», como tal, no existe realmente, sin embargo una reacción alérgica puede ocurrir frecuentemente como resultado del uso de algunos lubricantes y humectantes vaginales, alternativas a los lubricantes, condones, juguetes sexuales, juguetes sexuales de bricolaje, productos de higiene femenina e incluso semen.

Por eso es importante descartar una alergia al látex o a los lubricantes y utilizar únicamente productos de alta calidad de marcas de confianza diseñados para el juego sexual.

 

Alergia al semen

Si notas que tus genitales se hinchan o se sienten irritados durante o después del sexo, puede deberse a una alergia al esperma. Incluso puedes notar enrojecimiento o picor alrededor de la boca también después del sexo oral. Conocida como hipersensibilidad al plasma seminal, es más común de lo que mucha gente cree.

Un estudio de la Universidad de Cincinnati publicado en el Mount Sinai Journal of Medicine (2011) descubrió que alrededor de 40.000 mujeres en por país podrían tener una hipersensibilidad a uno o varios de los componentes proteicos del semen humano.

El tratamiento es eficaz en forma de uso de preservativos, desensibilización de la vagina con diluciones de líquido seminal o desensibilización subcutánea con proteínas del plasma seminal de la pareja sexual de la mujer.

Es posible que no se sea alérgico al semen, sino a sus componentes. Los alimentos y las bebidas que ingiere una persona pasan a sus fluidos corporales, incluido el semen, por lo que puede tratarse de una reacción alérgica a la comida o a la bebida, o incluso de un efecto secundario de la medicación que toma su pareja sexual.

Se informó en BMJ Case Reports ( 8 de marzo de 2019) que una mujer en España fue diagnosticada con anafilaxia – una reacción alérgica severa en todo el cuerpo que puede ser potencialmente mortal después de tener sexo oral con su pareja.

Había estado tomando un curso del antibiótico amoxicilina ( parte de la familia de antibióticos de la penicilina) para una infección de oído. Después de recibir el tratamiento, la mujer dijo a los médicos que tenía alergia a la penicilina.

Hay pocos estudios sobre la cantidad de fármacos que se acumulan en el semen de los hombres, pero en teoría, la amoxicilina podría concentrarse bastante en el semen, según los autores.

 

Alergia al látex

La alergia al látex, causada por la exposición a los preservativos de látex, es probablemente la causa más común de reacciones alérgicas durante las relaciones sexuales. Las reacciones alérgicas al látex pueden afectar a cualquiera de los dos miembros de la pareja que se exponga al preservativo de látex.

Los síntomas pueden incluir picor localizado, ardor y erupción cutánea, o podrían implicar síntomas más graves, como urticaria, síntomas de asma y anafilaxia. A menudo, estos síntomas se producen a los pocos segundos o minutos de la exposición al látex, aunque la dermatitis de contacto al látex se produce muchas horas después de la exposición al látex e implica picor y ampollas en la piel sólo en el lugar de la exposición al látex.

Algunas personas suelen suponer que tienen una alergia al látex cuando son alérgicas a los ingredientes del lubricante o del espermicida. Algunos preservativos también están perfumados para enmascarar el olor del material del que están hechos, lo que puede causar irritación.

Las estadísticas muestran que más del 6% de la población general tiene alergia al látex/caucho, cifra que se eleva al 10% en el personal sanitario.

Las personas con predisposición a padecer enfermedades alérgicas como el asma, la fiebre del heno, el eczema y las alergias alimentarias son más propensas a desarrollar una alergia al látex.

Además del personal sanitario, las personas que trabajan en la fabricación de caucho y las que han sido sometidas a múltiples operaciones quirúrgicas y procedimientos invasivos también son más propensas a ser sensibles al látex.

No tiene por qué renunciar a su vida sexual, ya que hay muchos juguetes sexuales, preservativos y accesorios sexuales sin látex que son seguros para la piel e hipoalergénicos, pero es importante comprarlos en un distribuidor o fabricante de confianza.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)