Tapicería del sofá

¿Tapicería del sofá? ¡Descubre aquí cómo limpiarla!

El sofá siempre va a ser el centro de las miradas al entrar al área del salón. Aunque a la vista de muchos se trate simplemente de un objeto más, la realidad es que cumple un papel fundamental en el hogar, por eso, no siempre es tan sencillo elegir su tapicería, el color y el diseño. A pesar del reto que esto supone, es un recurso esencial e importante al que hay que darle su lugar.

Sin embargo, un desafío aún mayor es la limpieza y el cuidado del mismo. El paso del tiempo, los niños y las largas veladas sobre él, pueden ser factores que lo lleven al deterioro. ¿Qué hacer para mantener en buen estado la tapicería del sofá? En este artículo te daremos algunas ideas que puedes seguir, sin importar qué tipo de modelo y tapicería tenga tu sofá favorito.

Evalúa el tipo de tapicería que tienes

Algunas de las tapicerías más comunes son piel y polipiel. La mejor manera de mantener este sofá en buenas condiciones es eliminando con frecuencia los rastros de polvo que se puedan acumular. Por otro lado, debes saber que la exposición al sol y la deshidratación son sus principales enemigos, por lo que ubicarlos en el debido lugar es esencial. También podrías limpiar la superficie con un paño húmedo y con jabón neutro, ¡hazlo con cuidado!

Recuerda que algunos tejidos son delicados

Debes saber que existen ciertas tapicerías de sofá que son bastantes delicadas, por eso, antes de aplicar algún producto, te recomendamos confirmar la etiqueta que trae el sofá, pues así sabrás más detalles. En caso de que tengas dudas, busca ayuda profesional, o también puedes probar con una mezcla que hayas preparado previamente, aplicándola en una superficie que no esté a la vista por si llega a ocurrir alguna mancha o desperfecto.

¡Actúa con rapidez ante manchas difíciles!

No existe mayor temor que la tapicería de nuestro sofá sufra manchas difíciles como por ejemplo de aceite o vino. Ante situaciones como estas, debes ir corriendo y buscar un papel o servilleta absorbente para evitar que la mancha o el líquido se extienda. Si la mancha es de vino tinto, puedes limpiarla con un poco de vino blanco. Después podrías utilizar un paño húmedo con jabón neutro para eliminar el resto del residuo. Si la mancha es de té o café, aplica un poco de detergente líquido.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)